REGALOS QUE NOS DESBORDAN – LAS PERSONAS DE MI VIDA, EL MEJOR DE LOS REGALOS

La suerte de pertenecer a esta familia es algo que jamás podré agradecer suficientemente, pues es mucho lo que recibo de ellos. Hoy quiero resaltar lo especial que es para mí, mi sobrino mayor: Pablo. Siempre sonriente, cariñoso y “amigo” cercano. Para mí, es el que mejor conduce los coches, se parece mucho a su tito, controla todo a la perfección y, además, es capaz de entretenerte en una conversación adaptada a la realidad de cada momento.

Desde que me tocó la lotería de la ELA, le he visto muy implicado, por sus estudios y sus conocimientos sobre temas de investigación. Ha estado mirando todo cuanto se conoce, por si puede ayudar en algo y lograr que estemos en primera línea de batalla a la hora de acceder a aquello que nos ayude a vencer a esta rarísima enfermedad. Hace unos meses, tuvo la suerte de encontrar un trabajo y se marchó por ello a Vitoria, aunque no desecha la posibilidad de irse un poco más lejos, a Alemania. Seguro que lo consigue, porque tiene todo lo necesario para ello: maneja bien la lengua alemana, ha trabajado ya allí, y lo más importante, tiene una guapa alemana que le está esperando. Además, sabe que es un país avanzado en todo lo que tiene que ver con su profesión y, solo falta que se alineen las circunstancias. Como decía antes, con apenas unos meses trabajando, mi sobrino Pablo ha decidido donar algo a su tito “el changao”. Me preguntó cómo ayudarme, por supuesto, le dejé todas las puertas abiertas, y él tomó una iniciativa que todavía me tiene paralizado, hacer un ingreso mileurista para ayudarme con los tratamientos que pueda necesitar yo ahora, o en el futuro. Si la palabra que más pronuncio en mi día a día es GRACIAS, tras esto no tengo otra mayor GRACIAS, MIL VECES GRACIAS.

La segunda palabra y la que más me motiva es #adELAnte, así que con estos regalos que me sobrepasan, solo me queda volver a ser agradecido y dar un paso #adELAnte en esta vida bella y compleja que me ha tocado vivir. ¡GRACIAS PABLO! ¡Y no te olvides de disfrutar de la vida!

PD: Aunque esto ocurrió en junio, lo publico en diciembre y, casualmente en 2 días Pablo cumplirá un año mas. Así que va por tí, sobrino. FELICIDADES, y disfruta!!.

Felicidades Pablo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *